¿Tan fácil es multiplicar la riqueza?

Si te dijera que todo lo que tienes que hacer es adquirir algunos bitcoins, guardarlos bien y olvidarte de ellos por al menos un par de años para que su valor se multiplique por 2, por 10 o –quién sabe– por 100 o más, probablemente pensarías que soy un estafador muy poco sofisticado. ¿Cómo se me ha ocurrido siquiera imaginar que puedes caer en un esquema tan obviamente tramposo, tan sospechoso hasta para el más cándido de los mortales?

Sin embargo, si te dijera eso estaría dándote un buen consejo. No hay garantías de que tal cosa vaya a ocurrir, por supuesto, pero las probabilidades de que ocurra no son despreciables, y casi ningún otro activo te ofrecerá una oportunidad ni remotamente similar en los próximos años.

riqueza

Pero es demasiado fácil, pensarás –y es ahí donde estarás equivocándote–. Antes de poner manos a la obra, más te vale saber lo que vas a hacer y por qué lo vas a hacer, puesto que tendrás que remar contra una corriente de amigos, compañeros de trabajo, familiares, políticos, empresarios exitosos, académicos respetados, periodistas acreditados, etc. que insistirán en que estás loco o bien en que eres estúpido. Y no podrás ignorar esta  corriente, porque la sentirás en tu cuerpo; te pondrá a prueba en cada paso que des, y te arrastrará ni bien olvides los fundamentos de tu decisión.

Nada es más difícil que mantener la coherencia entre actos e ideas –ideas válidas que has examinado cuidadosamente– cuando a tu alrededor reina la incoherencia y el absurdo.

Veamos a qué clase de desafíos tendrás que enfrentarte:

1- Adquirir bitcoins:

Si no has comprendido la naturaleza de Bitcoin –y por ende su potencial–, el primer obstáculo que encuentres te quitará las ganas de seguir adelante, y acabarás atribuyendo ese obstáculo a Bitcoin –en lugar de a la insultante burocracia que gobierna el dinero fiat–, o bien te inclinarás por comprar altcoins “porque son más baratas”. De esta manera, pasarás a engrosar el coro de lamentaciones de los que se privaron de comprar en 2011 porque era “complicado” y los que compraron I0coins o cualquier otra copia de Bitcoin elaborada específicamente para captar early adopters frustrados.

2- Guardar bien tus bitcoins:

Si no has comprendido la naturaleza de Bitcoin, no te ocuparás de resguardar adecuadamente tus monedas digitales, o bien entregarás tus claves privadas a una compañía que promete “cuidarlas” por ti. Y así te unirás al coro de lamentaciones conformado por los que olvidaron que tenían una cartera Bitcoin (de la cual, además, habían olvidado hacer backups) en un disco duro arrojado a la basura, los que no consideraron necesario encriptar el archivo wallet.dat, los que confiaron sus ahorros a MyBitcoin, Mt.Gox, inputs.io, etc. Toda esa gente está esperando la compañía de los que ahora guardan sus ahorros en Coinbase.

3- Olvidarte de tus bitcoins:

Si no has comprendido la naturaleza de Bitcoin, te enloquecerán las oscilaciones del precio, y te verás tentado a vender tus bitcoins –sea tras un aumento brusco del precio (en medio de una crisis de incertidumbre) o tras una caída brusca del precio (inducido por el pánico)– o bien a apalancar tu inversión, con los riesgos que esto conlleva. En esta categoría, el coro de lamentaciones lo integran muchos de los antiguos mineros y las víctimas de Bitcoinica.

Hay una razón por la cual la mayoría de los early adopters más precoces perdieron o vendieron sus bitcoins entre 2009 y 2011: no sabían lo que estaban haciendo ni por qué lo estaban haciendo.

Así que recuerda: si no tienes muy claro lo que estás haciendo ni por qué lo estás haciendo, podrías acabar perdiendo mucho dinero. Tómate un tiempo para estudiar los fundamentos de Bitcoin antes de tomar una decisión. Si te convencen, ya sabes qué hacer: adquirir, guardar bien, olvidarte al menos por dos años. De todo este proceso no solo saldrás más rico sino también más sabio.

¿Tan fácil es? De nuevo, sólo si te comprometes con la tarea de entender por qué el uso de Bitcoin continuará expandiéndose. Los privilegiados por el actual sistema monetario y financiero ya lo están empezando a entender y aceptar, y si resulta que ellos migran masivamente a Bitcoin antes de que te dispongas a hacer tu tarea, por favor no culpes a nadie más que a ti mismo.

La entrada ¿Tan fácil es multiplicar la riqueza? aparece primero en Bitcoin en Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *