Lo que el bitcoin se llevó

lo-que-bitcoin-se-llevó
Así como la imprenta de Gutenberg dejó sin trabajo a los escribas y acabó con toda una estructura jerárquica dedicada a la selección, interpretación, censura y distribución de la información escrita, Bitcoin apartará del camino gran cantidad de herramientas, profesiones, cargos e instituciones enteras que hoy obstaculizan el progreso de la especie humana.

Satoshi Nakamoto es el Johannes Gutenberg de la libertad de expresión financiera. Le pese a quien le pese, la onda expansiva que su creación ha desencadenado no se detendrá ante los monopolios amparados por la violencia estatal. Y así veremos caer, uno tras otro, los símbolos de ese fatal matrimonio que tantas generaciones han padecido a lo largo de la historia: el de Moneda y Estado.

He aquí algunos ejemplos (alentamos a nuestros lectores a extender esta lista en la sección de comentarios):

Bancos: De custodios de bienes e intermediarios en el mercado de los préstamos, los bancos pasaron a ser entes semiestatales encargados de ejecutar los mandatos del gobierno de turno. Hoy en día, tener ahorros depositados en un banco es como tenerlos en una embarcación destinada a naufragar. ¿Pero entonces por qué siguen entre nosotros estos intermediarios decrépitos, inoperantes, superfluos y abusivos? Fácil: porque no somos sus clientes sino sus rehenes. De hecho, no solo estamos obligados a usarlos; también tenemos que rescatarlos cuando fracasan. Bitcoin se los comerá vivos y los excretará en la letrina de la historia.

bitcoin-se-llevóAsesores financieros: Expertos en los vericuetos legales que los ricos (en particular quienes deben su fortuna a las conexiones políticas) aprovechan para hacerse más ricos a expensas de la población productiva, necesitan un dinero en constante depreciación para que la gente se vea forzada a “hacer algo” con él y demande sus servicios. La mayoría de sus trucos no funcionarán en un mundo bitcoinizado.


Casas de cambio
: Solo unos pocos aventureros tendrán la necesidad de intercambiar unidades de una moneda universal por unidades de monedas que han quedado sometidas a los caprichos de algún tirano en algún distrito primitivo y aislado, como La Paz o New York.

Cajeros automáticos: Fuera de New York, estos enormes aparatos tendrán un valor exclusivamente museístico.

bitcoin-se-llevó

Cabinas de peaje: Con todo gusto le diremos adiós a las cabinas de peaje cuando las carreteras de todo el mundo puedan comunicarse con nuestros smartphones en el lenguaje de una moneda universal.

Paraísos fiscales: ¿Quién necesita un paraíso fiscal, con reglas cambiantes e impredecibles y sujeto a la intromisión de poderes externos, cuando pueden almacenarse los ahorros de una vida en el propio cerebro?

Propiedades como refugio de valor: Cuando gravar las transacciones se vuelva antieconómico para los gobiernos, estos recurrirán a los bienes tangibles registrados, con lo cual no harán más que acelerar la huida hacia Bitcoin.

Tesoros escondidos: El oro perderá brillo y recuperará su lugar en el mercado como un excelente conductor de electricidad. Pero los goldbugs no se rendirán: por el contrario, lo tomarán como evidencia de la superioridad del oro, “que –a diferencia de Bitcoin– tiene ‘valor intrínseco’…” (aunque ese valor se traduzca en un precio por onza cien veces menor al actual).

que-bitcoin-se-llevóComo todas las revoluciones tecnológicas, la del dinero descentralizado y programable produce vértigo. “Entiendo que el sistema actual es injusto e ineficiente, ¿pero qué va a hacer toda la gente que hoy depende de él?”, se preguntan esas pobres almas irreversiblemente dañadas –no ya por el sistema financiero sino por el sistema educativo–. La respuesta es muy simple: harán algo útil para los demás; se ganarán la vida honradamente, sirviendo a sus semejantes –en lugar de perjudicándolos, como hacen ahora–.

¿A qué iban a dedicarse los verdugos de la Santa Inquisición una vez abolida la persecución de los herejes? Que en el siglo XVI nadie lo supiera –ni pudiera saberlo– no era una una razón válida para seguir quemando gente.

Imagen por Daniel

Imagen por Lieven Van Melckebeke

Imagen por HelveticaFanatic

Imagen por ohkylel

La entrada Lo que el bitcoin se llevó aparece primero en Bitcoin en Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *