El desmoronamiento de Blockstream / Core

desmoronamiento-bitcoin-coreTodos sabemos que la historia de Newton y la manzana, tal como es contada a los niños, no es precisamente fiel a lo acontecido aquella tarde de verano de 1665. Parece ser, sin embargo, que tampoco es del todo apócrifa. Según el biógrafo de Isaac Newton –y testigo presencial del hecho–, el gran físico vio, en efecto, caer una manzana de un árbol, y ese mínimo evento activó en su mente la cadena de pensamientos que derivaría en la teoría general de la gravitación. Aunque la manzana nunca golpeó la cabeza de Newton, creo que la persistencia del mito se debe a la fuerza de su contenido simbólico. A veces la realidad nos golpea en la cabeza y nos obliga a reconsiderar nociones que teníamos por ciertas. A veces nuestra nuestra mente necesita ese golpe del mundo exterior para despertarse, sacudirse el polvo y engendrar –o aceptar– una idea capaz de cambiar nuestra relación con él.

Salvando las astronómicas distancias, ayer tuve un “momento Newton” cuando me disponía a pagar en bitcoins el mantenimiento de un dominio de internet. El costo: 10 dólares; la tarifa: equivalente a 3 dólares. Si Bitpay aceptara Bitcoin Cash, pensé, estaría pagando el mismo precio pero con una tarifa de aproximadamente un centavo de dólar (lo que era normal antes del asalto a Bitcoin), y no tendría que hacer ninguna operación previa para adquirirlos, puesto que tengo ya mis bitcoins Cash (al igual que todos los dueños de bitcoins “pre fork”).

Es obvio que no soy el único disgustado con la situación actual: si yo me detuve a pensarlo dos veces antes de pagar esa tarifa, ¿qué les queda a las miles de millones de personas que viven con menos de 3 dólares por día? ¿Y a los pequeños inversores que compran bitcoins semanalmente para preservar el valor de sus ahorros? ¿Y a los dueños de pools mineros que deben enviar bitcoins cientos de veces por día? ¿Y a los empresarios que venden artículos cuyos precios no exceden los 10 o 20 dólares? ¿Cómo puede Bitcoin seguir expandiéndose e incrementando su capitalización con una base de usuarios no solo estancada sino menguante? ¿Qué insulto no les dedicaría Robert Metcalfe a los Blockstream boys, si hubiera invertido en bitcoins? Estas preguntas me hacía cuando se me ocurrió un escenario que muy bien podría materializarse en un plazo relativamente breve…

Supongamos que en un futuro cercano Bitpay –o algún competidor ansioso por comerse el almuerzo de Bitpay– decide aceptar paralelamente Bitcoin Cash. Lo primero que yo haría sería usar mis bitcoins Cash para los pagos que solía efectuar mediante Bitpay. Pero andando el tiempo me vería incentivado a adquirir una reserva de bitcoins Cash (a cambio de bitcoins Core) para poder afrontar pagos futuros sin dejar como ofrenda en el altar de Blockstream un porcentaje creciente del valor transferido. Esta estrategia –multiplicada por miles, o millones, de usuarios obligados a huir de la cadena dominada por los cryptoleninistas, y potenciada por miles, o millones, de inversores que respaldan con su dinero un Bitcoin escalable– empujaría a un Bitcoin Core cada vez más caro, engorroso, congestionado e impredecible hacia una espiral descendente retroalimentada, y aceleraría la llegada del flippening (el triunfo de la rama creada a partir de un fork debido a la repentina transferencia de valor proveniente de Bitcoin Core).

La acumulación de distorsiones e ineficiencias provocada por la constante intromisión de los Blockstream boys no puede continuar indefinidamente. Hasta el más devoto de los creyentes en la infalibilidad del Politburó tiene una tolerancia limitada a la destrucción económica, especialmente cuando la experimenta en carne propia en la forma de un servicio cada vez más oneroso y deficiente. Así que el flippening está garantizado, ¿pero llegará antes o después de la activación de Segwit2x, en noviembre de este año? ¿Favorecerá a Bitcoin Cash o a Bitcoin 2x? No lo sabemos; nadie lo sabe. Todo lo que sabemos es que en un mercado libre los servicios tienden a mejorar y abaratarse con el tiempo, y que Bitcoin ha sido diseñado para castigar económicamente las tentativas de centralizar el consenso.

Que Bitcoin iba a ser atacado de una u otra manera es algo que siempre ha tenido muy claro todo aquel que no sea extremadamente ingenuo. Y bien, ahora sabemos cómo los amos del dinero fiat se han propuesto frenar a Bitcoin, pero también sabemos cómo es que fracasarán. Debe ser frustrante para los Blockstream boys comprobar que no pueden evitar la competencia de cualquier rama que surja como respuesta a sus ataques, ni evitar que los fundamentos de la mejor implementación de Bitcoin atraigan con el tiempo el grueso del valor.

Como una bola de demolición, cada fork es lanzado contra el muro erigido por los cryptoleninistas en torno a su nefasto Gulag. Tarde o temprano, usuarios, empresarios, mineros e inversores, así como todos los partidarios de la separación entre moneda y Estado, huirán de Bitcoin Core con el mismo afán de libertad que animó en su momento a los que huyeron de Alemania Oriental tras la caída del muro de Berlín.

Muro de Berlin

La entrada El desmoronamiento de Blockstream / Core aparece primero en Bitcoin en Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *