Cuidado con Bitstamp… y con todos los exchanges

warning

“¿Qué es el gobierno? Hablando claro, es una organización dedicada a la coerción. Desde luego que existen otras organizaciones basadas en la coerción, como la Mafia. Para ser precisos, el gobierno es la organización coercitiva que pone una bandera delante de sus oficinas, y la Mafia es la que se beneficia de los nichos que este no cubrió.”

Harry Browne

Por Symposion

Hace unos pocos días, recibí la consulta -algo extrañado- de un amigo sobre un suceso relacionado con Bitcoin y un exchange; en este caso era Bitstamp. Mi amigo había hecho una compra -a Bitstamp- de una cierta cantidad (no relevante, por debajo de 500 euros) de bitcoins a este conocido site. Como es lógico, esta persona había cumplimentado todo los requisitos exigidos -cada vez más- por parte de esta empresa siempre aludiendo a “cumplir con los requerimientos de las leyes antiblanqueo”. La empresa tiene acceso a su identidad, certificada con los métodos que suelen pedir (copia de pasaporte o de tarjeta legal de identificación, que chequean) y en otras ocasiones, anteriormente y desde hace tiempo, había hecho negocios con este cliente.

Es decir, es un cliente de Bitstamp que va a comprar unos BTC cuando puede (cuando su economía se lo permite) y se encuentra con que -sin previo aviso- Bitstamp le bombardea con esta serie de preguntas, mientras RETIENE SUS FONDOS, y le exige respuestas antes de concretar la transacción (una compra menor):

– What is your occupation? R: Licenciado sanitario.

– Are you using your Bitstamp account in connection with any business activity? R: No.

– What is the purpose of your trading on Bitstamp? Please describe in as much detail as possible how you intend to use your trading account. R: Inversión y usos varios.

– Which banks do you intend to use? Please provide the complete addresses and SWIFT codes. R: El que ya uso XXXX y este otro XXXX.

– Estimated amount that you would be depositing/withdrawing to/from your Bitstamp account per month (in USD and BTC)? R: No lo sé.

– What type of trading will you conduct? Buying/selling/both? Estimated trade volume per month? R: No lo sé. El uso común de un particular.

– What are your future plans and activities planned on our exchange? R: No tengo ni planes ni actividades planeadas.

– What is the source of the funds which you have so far deposited to your Bitstamp account? R: Pues es mi dinero y sale de mi trabajo.

– Please help us better understand the purpose of making two smaller deposits instead of one larger. R: Ingreso cuando tengo disponibilidad para hacerlo, así que ingresé una suma cuando la tuve y otra, cuando la tuve.

Y tras pasar este tercer grado, tras el inicial hace meses o años más todo lo que le han solicitado hasta este momento, le contestan que:

Dear XXX

thank you for getting back to us and submitting your answers.

To proceed we kindly ask you to state the purpose of your BTC withdrawal to the address:

1XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

(transaction ID XXXXX – XXXXXXXXX, 2016, XX:XX PM – 0.XXXX BTC)

Additionally would it be possible to identify the recipient of this transaction?

We thank you for your cooperation and look forward to your reply.

Best regards,

Rok Pristov.

Vamos, que Rok Pristov -en nombre de Bitstamp- le pide (amablemente, que todo hay que decirlo) a este cliente que revele el destinatario de una transacción en concreto. ¿PERDÓN? ¿Que esperan que -amablemente- una persona revele el destino de una transacción Bitcoin? ¿Es esto? ¿BITSTAMP PRETENDE USAR A SUS CLIENTES CHANTAJEÁNDOLES PARA CONSEGUIR INFORMACIÓN AJENA?

Pues parece que sí. Suena fuerte, pero ponte en sus zapatos y siéntelo: tú envías 300 euros cuando cobras un trabajo que tenías pendiente a un exchange para comprar BTC y vuelves a comprar unos días después, porque te sale de la polla, porque tienes que pagar algo, porque quieres invertir más, o porque eres retrasado mental y te ha dado por comprar moneda digital sin mirar ni el cuándo ni el dónde (da igual por qué coño vas a comprar, ese es el asunto) y cuando envías el dinero al exchange -cumpliendo previamente todas las regulaciones impuestas para tratar con ellos- ellos te contestan con ese montón de preguntas -que debes contestar si quieres que “tu pedido” avance- mientras tú no tienes ni el dinero inicial, ni los bitcoins que pretendías comprar en ese exchange mafioso… y te hacen más preguntas, en lugar de devolverte tu dinero (si es que no quieren hacer negocios contigo) o de hacer la petición bajo la orden de un juez -no sabemos cómo y dónde malfunciona Bitstamp, pero esto es España y tenemos leyes- pero devolviéndote tu dinero o dando paso a tu compra y dándote los bitcoins que querías obtener, no haciéndote más y más preguntas.

¿Alguien imagina que cuando fueras a echar gasolina a tu coche, tuvieras que rellenar un formulario que dijera qué actividad te mantiene, de dónde ha salido tu dinero, qué piensas hacer con esa gasolina, qué dirección tomarás con el coche y los kilómetros estimados por día que vas a hacer, y ya de paso, te preguntan por lo que hiciste con la gasolina que echaste en el coche el tercer sábado del mes de marzo, por la noche?

Pues eso está haciendo BITSTAMP a algunos clientes, reteniéndoles el dinero que han enviado para una compra mientras les hacen -repetida e insistentemente- preguntas sobre el origen y destino del mismo (entre muchas otras), y contestándoles si las respuestas que reciben no les satisfacen, que no darán paso a la orden de compra hasta que respondan algo que les agrade…

En concreto, que revele quién es el poseedor de una cuenta -ajena a él- de Bitcoin, que ni siquiera tiene que ver con ellos (no es una cuenta de otro usuario en ese exchange) y siguen sin darle su dinero. Eso Bitstamp, tiene un nombre: se llama chantaje y es ilegal. ¿Quién es Bitstamp para pedir a un cliente que dé los datos -viole el anonimato- de una determinada transacción? ¿Acaso podría un juez solicitarle esa información? Si la solicitase un juez, es muy posible que esta persona pudiera acogerse a su derecho a no declarar, y listo: problema resuelto, ya que ni siquiera el juez -y para eso sirven las leyes en el “estado de derecho”- puede forzarte a dar unos datos y a castigarte “robándote o reteniendo tu dinero” por negarte a dar cierta información. Es decir, si incluso un juez se tiene que conformar con un “no sé” como respuesta dada por una persona en un caso semejante… ¿acaso Bitstamp debe tener más poder que el que la ley le da a un juez en el ejercicio de su trabajo? Pues eso es lo que pretenden, porque esas “amables” preguntas las hacen fuera de toda cobertura legal y mientras retienen tu dinero. Chantaje como “modus operandi” del exchange Bitstamp contra sus clientes (para que revelen quienes son los dueños de aquellas otras cuentas Bitcoin con las que se relacionan) podría ser perfectamente el título de este texto.

A la extraña -y más que excesiva- petición por parte de Bitstamp, esta persona contestó algo que parece ser que no fue del agrado de Rok y sus amigos, así que sin cortarse ni un pelo le responden esto:

Dear XXX,

thank you for your response.

We are still requiring your assistance in regards with ***ACCOUNT ISSUE ANSWER GIVEN, RESPUESTA DADA*** you are referring to.

In consideration of the regulation we are bound by, we cannot accept receiving such vague response and request you to provide us with the information on the person or entity that has benefited of ***ACCOUNT ISSUE ANSWER GIVEN, RESPUESTA DADA***.

We thank you for your cooperation and look forward to hearing from you.

Best regards,

Rok Pristov.

Y el cliente, amablemente también, le ha dicho a Bitstamp que ya ha dicho todo lo que tiene que decir, “que no piensa decirles nada más”, y que o bien proceden con la operación solicitada y le dan los bitcoins que intentó comprar, o bien le devuelven el dinero. Y esto último no sé yo cómo de amablemente se lo ha dicho, ya que es alguien escarmentado y experimentado tras el desagradable suceso del fraude de MtGox, con lo que está temiendo que Bitstamp pueda convertirse en otra trampa para quienes allí depositan sus fondos, a día de hoy.

Les ha solicitado -hace días- que devuelvan su dinero, que ha tenido suficiente con ellos (y que tras esto es improbable que quiera mantener su relación comercial con Bitstamp) y que no hay nada más. Y a día de hoy, en este mismo momento (comprobado con la víctima de este chantaje de Bitstamp) sigue sin tener el dinero en ninguna de sus cuenta, ni como bitcoins ni como euros.

Para ofrecer a Bitstamp la posibilidad de dar su opinión o una aclaración sobre este asunto, les he citado por Twitter comunicándoles el mismo e informándoles que estaba escribiendo sobre ello, pero aunque les ha gustado mi tuit (al menos le han dado a “LIKE”) no han contestado. Debe ser que la pregunta no les ha gustado tanto, o que no leyeron bien.

Seguiremos informando sobre la resolución y avances en este extraño caso de chantaje donde se mantiene a un cliente sin su dinero y se viola la más elemental decencia -por parte de Bitstamp- al intentar conseguir una información que, como el Bitcoin y de acuerdo con su naturaleza, es de carácter privado y no les corresponde recabar. No todos los exchanges son iguales, pero les costará poco llegar a serlo bajo la presión de los estados.

Recuerda que tan importante como el valor económico del Bitcoin, está el valor de sus características intrínsecas, y una de ellas es el “anonimato” en cuanto a la relación de un poseedor con una cuenta determinada. Lo que Satoshi creó, no lo separe un Bitstamp con modales de matón de barrio y -supuestamente- colaborando con el requerimiento de algún cuerpo de policía.

Hasta ahí íbamos a llegar, hasta ser los chivatos para el regulador y sus lacayos (como Bitstamp).

La entrada Cuidado con Bitstamp… y con todos los exchanges aparece primero en Bitcoin en Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *