Así habló Bitcoin

“Oh, ¿cómo no iba el alma más elevada a tener los peores parásitos? Oh hermanos míos, ¿acaso soy...