Bitcoin es sedición

sediciónFuente: Liberty.me

Por Justus Ranvier

Traducido al español por majamalu para elBitcoin.org

Desde que el sector del capital riesgo empezó a hablar de Bitcoin – en 2013 – uno de sus comentarios más citados es que Bitcoin es interesante como tecnología, aunque no necesariamente como moneda. De hecho, este mantra se ha vuelto tan común que casi suena a… guión.

El problema

¿Qué está ocurriendo aquí?

Al parecer, millones de usuarios de Bitcoin consideran que sí es interesante como moneda. Si el bitcoin no es interesante como moneda, ¿por qué el sistema bancario se empeña en frenar la fuga de dólares a bitcoins por medio de restricciones que complican las finanzas de negocios y personas.

La respuesta está en el destino del dólar estadounidense. Todas las monedas gubernamentales tienen un ciclo de vida limitado; el promedio es de 27 años. El dólar ha durado más que la mayoría, pero no va a ser una excepción. Sea que hablemos de la Alemania de Weimar, Argentina, la URSS o los EE.UU., la muerte de una moneda gubernamental sigue un guión bien conocido. La parte más importante de este guión es que las élites conectadas escapan primero y le dejan el paquete al resto de la población.

El problema con Bitcoin es que se sale del guión. La plebe se metió en Bitcoin antes que las elites, y Bitcoin no contiene ninguno de los mecanismos a través de los que normalmente las elites inflan de manera arbitraria la moneda para enriquecerse. Este es un problema si eres parte de la aristocracia financiera moderna. Hay que hacer algo…

La solución

La comunidad de capitalistas de riesgo puso manos a la obra para ofrecer a sus amos políticos una solución a este problema. El primero fue Marc Andreessen, quien prometió sanear a Bitcoin y liberarlo de sus elementos problemáticos. Como cualquiera que esté familiarizado con la historia de la tecnología podría haber predicho, la comunidad respondió con un contragolpe de innovación y dobló la apuesta con tecnologías que apuntan a proteger la privacidad.

dark-wallet

Ahora, la retórica parece estar cambiando. Nos dicen que “los bancarizados” no necesitan Bitcoin. Tal vez sea posible convencer a este segmento de la población de aceptar una alternativa diluida y castrada. La estrategia aquí es seguir utilizando técnicas sucias para frenar la huida hacia Bitcoin, mientras se bombea dinero a Silicon Valley para crear jardines amurallados que funcionan como señuelos para mantener a los usuarios lejos de la posibilidad de ser su propio banco. Si tienen éxito con esta estrategia, la mayoría de las personas nunca poseerán realmente bitcoins: aceptarán alternativas mutiladas a la propia cartera o bien dejarán los bitcoins bajo la custodia de entidades bancarias, que tendrán la libertad de jugar todos los juegos de reserva fraccionaria que tanto ama Wall Street.

La realidad

“Es bueno la gente no entienda nuestro sistema bancario y monetario, porque si lo entendiera creo que habría una revolución antes de mañana por la mañana.” -Henry Ford

Por desgracia para las clases dominantes, el gato ya está fuera de la bolsa. A pesar de los enormes aparatos de propaganda que tienen a su disposición, la persona promedio tiene hoy una mayor comprensión de las finanzas y el dinero que en cualquier otro momento de la historia. Nunca antes tanta gente había comprendido exactamente cómo y por qué se le roba.

No importa lo mucho que lo intenten, no es posible ocultar la naturaleza revolucionaria de Bitcoin. Desde que Bitcoin empezó a introducirse en la conciencia de la gente, muchos lo han retratado como una amenaza potencial para el sistema de dinero fiat y han hecho la pregunta: “¿podría algún día reemplazar al dólar?” El solo hecho de que esta pregunta se haga indica que, en el fondo, todo el mundo sabe que estamos cerca del final del juego para el dólar.

hot-potato

El juego ahora adopta la forma de la “patata caliente financiera”. El último en sostener el paquete pierde, y la mejor manera de no ser esa persona es convencer a otras personas de que el juego aún no ha terminado. Cuánto tiempo más esta estrategia puede funcionar dependerá de por cuánto tiempo y qué tan bien pueda mantenerse el engaño. Mientras tanto, más y más personas en todo el mundo despiertan todos los días a la realidad de que Bitcoin es algo más que moneda.

Bitcoin es una insurrección. Poseer bitcoins es una manera de rechazar la legitimidad del Estado de “bienestar”/guerra. Bitcoin es un voto de censura dirigido a la concepción misma de gobierno en asuntos monetarios. Bitcoin es un peligro muy claro y concreto para los beneficiaros del sistema monetario y financiero vigente.

Desafortunadamente para las personas que perderán sus privilegios con la expansión de Bitcoin, esta tendencia es imparable. Incluso si logran cooptar totalmente el desarrollo de Bitcoin, la insurrección global contra el statu quo no se evaporará. Simplemente pasará por otro lugar, y todos los recursos destinados a castrar a Bitcoin habrán sido desperdiciados.

Por esta razón, no tiene sentido que los partidarios de Bitcoin sean tímidos a la hora de hablar de su potencial. De hecho, es mejor para todos que seamos completamente abiertos acerca de la naturaleza revolucionaria de Bitcoin (y no revolucionaria a la manera del iPod, sino a la manera de la Revolución Francesa). Para las clases dominantes, la mejor estrategia posible es abandonar el dólar y traer todas sus ganancias mal habidas al futuro mundo Bitcoin, admitiendo así que a partir de ahora no serán capaces de inclinar el campo de juego a su favor de manera tan grotesca.

Debido a la naturaleza de este bucle de retroalimentación positiva, cuanto más se radicalice Bitcoin más rápida y menos dolorosa será la transición.

Leer texto original, en inglés

hitbit

La entrada Bitcoin es sedición aparece primero en Bitcoin en Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *