Aguas revueltas en la Darknet

El día 5 de Noviembre de 2014 se inició, por parte de un fuerza conjunta de policías de 17 países, la Operación Onymous. Las fuerzas implicadas hablaron inicialmente de la captura de 414 sites dentro de la red Tor, entre los que se contaban mercados de drogas, anonimizadores de Bitcoin y otro tipo de webs delictivas que de camino encontraron en los mismos servidores.

aguas

Las bajas más claras fueron Silk Road 2 -dirigido por el principal objetivo de la operación (Defcon, su administrador), llamado Blake Benthal- Cloud 9 e Hydra en cuanto a mercados de drogas. La policía consiguió incautarse 1 millón de dólares en bitcoins, más 180.000 euros en metálico, oro, plata y drogas.

En un primer momento, los responsables de la operación insistieron en que el anonimato ya no existía en Tor, e incluso hubo algún cuerpo que tuvo la ocurrencia de mofarse de los usuarios de Tor en la red Twitter con este mensaje.

La operación fue vendida a los medios como un gran golpe contra la Darknet y sus delincuentes, ya que para los medios el uso de un sistema de anonimización como Tor es prueba de que se tiene la intención de cometer actos ilegales. Pero la cosa se empezó a caer en los días siguientes. Mientras la policía de USA hablaba de 414 sites, la europea hablaba de 50 sites. En realidad el número de lugares incautados está en torno a 27 sites, siendo los demás mirrors (copias) de los lugares incautados -que se encontraban replicados para hacer frente a posibles ataques DDoS o hackeos que pudieran causar un daño a sus servidores principales-, algunos sitios de scam y otros de phishing. Se presentó como la nueva purga de la darknet contra las drogas, las armas y los asesinatos por contrato, aunque este último punto sigue siendo más leyenda negra para uso policial que realidad. Los detenidos solamente fueron 17 personas, y la mayoría fueron liberados bajo fianza.

La realidad es que muy poco, o nada, se ha hecho en la darknet contra el flujo de drogas o armas. La policía, con sus “loables esfuerzos”, ha servido para seguir subvencionando los precios de las drogas mediante el acoso a sus vendedores, pero sólo ha cambiado a un vendedor por otro.

drug-free

En el momento de la operación, el mercado más famoso era Silk Road 2, heredero del original y al parecer infectado por las fuerzas de seguridad desde su creación. Pero Agora, otro mercado que permaneció activo y sin problemas, era ya el que tenía un mayor listado de productos y estaba a punto de superar en usuarios (si no lo había hecho ya) a Silk Road2. Agora mantuvo esos días la posibilidad de registrarse como nuevo usuario en el mercado, pero debido al flujo de nuevos clientes tuvo que cerrar registros y permitirlos nada más a través de otros usuarios ya conocidos.

Los clientes de SR2 han tenido que buscarse otros mercados, y el flujo interrumpido -por no poder gestionarlo adecuadamente- de Agora acabó en el que a día de hoy es el mercado más grande de drogas en la darknet, Evolution. Tanto Agora como Evolution son mercados con unos niveles de seguridad mucho mayores a los del clásico SR2. Sin embargo, los problemas de Agora no han acabado ahí, ya que desde hace días se vienen reportando comportamientos anómalos por parte de los administradores, quienes se habrían enviado mensajes sin firmar con su clave PGP, y problemas con los depósitos, los cuales suelen ser la señal más inmediata de que el mercado está a punto de caer. No sé sabe si es un problema de tipo interno, que involucra exclusivamente al propio staff, o bien si fue provocado por hackers que han conseguido vulnerar su seguridad. En cualquier caso, Agora está perdiendo clientes y vendedores a toda velocidad a favor de Evolution, y se teme su desaparición como mercado.

Lo cierto es que la cantidad de mercados de drogas y otros bienes en la darknet no ha dejado de crecer con cada golpe que se supone que recibe, y a la vez esos golpes los hacen más resistentes y resilientes a la actividad de las fuerzas de inseguridad de los estados por el aprendizaje al que someten a su staff, en un juego en el que cometer errores lleva a la cárcel. Si al principio fue Silk Road (o Atlantis o Pandora) luego fue Silk Road 2, con otra decena de compañeros y competidores, y ahora mismo el número de mercados de drogas en la darknet pasa de los 20 sites, pero al mismo tiempo se está dando una descentralización de los vendedores con respecto a los mercados, y muchos están dando el salto a establecer sus propias tiendas de venta fuera de los mercados establecidos.

openbazaar

El último punto a tener en cuenta en estos movimientos forzados en la darknet es la inminente y esperada salida de una versión estable y sencilla de usar del mercado P2P OpenBazaar, que viene a inaugurar un cambio de paradigma capaz de provocar un terremoto si finalmente se muestra como una opción estable y segura para la venta de bienes entre particulares (legales o no).  El modelo que implantaría la aparición de un proyecto de ese tipo totalmente funcional, obligará a las policías de todo el planeta a tener que enfrentarse a cada vendedor o comprador de drogas con un gasto de recursos tan importante como para poder cazar un servidor dentro de la red Tor, haciendo de esa progresión en los recursos necesarios, para poder enfrentarles con éxito, su mejor escudo.

Nos encontramos en un tiempo en el que los avances tecnológicos, como Bitcoin o Tor, pueden pasar a ser actores centrales a la hora de desarticular leyes injustas (como las que prohíben el mercado de drogas) cuya supervivencia se ve radicalmente afectada por la existencia desafiante de una darknet que encuentra soluciones para todos los obstáculos que se le van planteando. La plasticidad y velocidad de adaptación de los nuevos modelos aplicados a satisfacer las necesidades del ser humano, son mucho mayores que las del corpus legal.

Tal vez en un futuro no lejano podamos ver la abolición de leyes que serán del todo inaplicables en el mundo que se abre ante nosotros.

La entrada Aguas revueltas en la Darknet aparece primero en Bitcoin en Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *